Artículo: DESCONEXION DE GAIA, CONEXION A LA RED

Artículo: DESCONEXION DE GAIA, CONEXION A LA RED

Habitualmente se nos está diciendo que estamos desconectados, esto es una verdad a medias es relativa.
Es cierto que estamos desconectados de nosotros mismos, es decir, estamos desconectados de nuestro ser y de nuestra emoción. Tenemos clasificado en cajas a parte lo que es la mente, el cuerpo, la emoción… como si cada cosa fuese independiente una de la otra, pero no es así ya que nosotros somos un ser completo.
Cuando esto ocurre es porque estamos viviendo en nuestra mente y no le damos acceso al resto de nuestro ser, ya que es una especie de filtro o barrera que ponemos para evitar sufrir.
Queremos tenerlo todo controlado y esto genera que vayamos aislándonos de nosotros mismos y quedándonos en nuestra mente. Esto a la vez crea una desconexión con nuestros congéneres, que son nuestros hermanos, vecinos, etc.
El estar tanto dentro de nuestra mente, nos impide estar en la frecuencia del corazón que es la que nos va a permitir contactar con esas otras partes de mí.
Muchas personas están dentro de la misma dinámica en la que me encuentro yo, de manera que nos encontramos mirando nuestra cajita de la mente y procurando mantenernos ahí para sobrevivir dentro de esta historia, con lo cual no entramos en la frecuencia del corazón y no conectamos con nadie aun que si estamos conectados.
Lo que ocurre realmente es que no estamos prestando atención a esa conexión, es decir, si yo no accedo a la frecuencia de mi corazón no voy a poder acceder a la conexión con esas otras personas que están conviviendo conmigo en este planeta.
Con lo cual tenemos dos aparentes desconexiones, yo de mi mismo y yo con mis congéneres, y tenemos otra tercera desconexión que es Gaia, nuestro planeta.
El hecho de que nosotros no conectemos con el corazón, no nos permite conectar con los demás y no nos permite conectar con el planeta. Nosotros vibramos en una frecuencia y el planeta tiene su propia frecuencia, para que nosotros podamos contactar con esa frecuencia debemos estar sintiéndola a trabes del corazón.
Esta tercera desconexión es más importante de lo que parece, porque si tú te comunicas con el planeta te va a considerar parte de su ser, pero si no va a empezar a rechazarte porque no sabe muy bien lo que haces aquí. Necesitamos estar comunicados con él para que nos reconozca como seres que lo habita. Por otro lado hay otra corriente de conexión que es muy frecuente que es la tecnología.
Esa desconexión no es tan fortuita, está provocada por una serie de intereses económicos de ciertas élites que manejan los medios, las tecnologías, etc. A ellos les interesa que estemos desconectados de nosotros, de los demás y del planeta, para estar pendiente de un aparato para generar consumo. Es frecuente encontrarse por la calle un montón de gente mirando a su teléfono celular con una conexión aparente, pero desconectados del resto de seres humanos y de nuestro planeta.
Artículo redactado por Giselle Vila
Video de Yolanda Soria
Enlace:
https://www.youtube.com/watch?v=zmxa3n6q-Jc